10 elementos que necesitas en una web de empresa

10_Elementos_necesarios_web_empresa

Las plataformas digitales deben ser una extensión de tu plan de negocio y, por tanto, reflejar la esencia y servicios de la empresa a través de diez claves.

Si ya has decidido que necesitas tener una web de empresa, ¡bienvenido al mundo online! Pero no tomes decisiones sin leer estos 10 elementos que debes tener presentes.

 

1 Los objetivos.

Si inicias un viaje sin saber a dónde vas, probablemente no llegarás nunca. Es importante establecer un destino que te marque un rumbo y ese destino son los objetivos. Y es que lo que busques con tu web debe definir cómo será la misma y determinará su estructura, diseño y el funnel de ventas por el que buscas guiar a tu cliente objetivo.

 

2 Diseño.

Los colores y el estilo de la web deben ir acorde a esos objetivos y a la esencia de la empresa. Si quieres transmitir una imagen de empresa seria, utiliza siempre los colores corporativos en todos tus soportes (web, landing pages, blog, newsletters, whitepapers); si buscas algo más divertido, podrás apostar por ilustraciones, animaciones o vídeos con tonos más diferentes. Siempre debes encontrar el equilibrio entre la estética con poner el diseño al servicio de tus objetivos. De nada sirve que tengas la web más bonita del mundo si el usuario no encuentra el formulario de contacto, o si tienes un vídeo precioso en Inicio cuando lo que buscan tus usuarios es comprar entradas, por ejemplo. Piensa en tu objetivo y crea un diseño que juegue a su favor.

 

3- Usabilidad.

¿Te imaginas una tienda física con un escaparate precioso pero sin puerta? La gente solo podrá mirar desde fuera pero nunca podrá acceder a lo que busca. Con las webs de empresa sucede lo mismo. Si tienes una web preciosa pero tarda mucho en cargar o no funciona e formulario de contacto, solo tendrás un bonito panfleto online. Trata de ofrecer una experiencia de usuario satisfactoria que permita al visitante encontrar lo que busca y deshacer su camino navegado con comodidad.

 

4- El contenido es el rey.

Esta frase se ha usado mucho en los últimos años para promocionar una forma de entender el marketing donde atraemos al cliente objetivo, no lo perseguimos; y lo hacemos ofreciéndole el contenido que busca. Crear contenido de calidad es la clave para fidelizar a tus clientes actuales y atraer a otros nuevos que lleguen a ti a través de palabras clave que has empleado en tus textos. De hecho, te recomendamos contar con un blog especializado sobre tu sector ya que te ayudará a atraer visitantes a tu web.

 

5- Legibilidad.

Da igual que tu color corporativo sea el verde fosforito, no lo uses en la letra o fondo de la web. Cualquier web corporativa tiene que ser fácil de leer. Una web difícil de leer incitará al usuario a abandonarla. Apuesta por colores oscuros sobre fondos claros y pónselo fácil al visitante.

 

6- Sé social.

Es casi obligatorio contar con redes sociales corporativas y, por supuesto, hacer que estén presentes en tu web. Las redes sociales son las nuevas plataformas del antiguo ‘boca a boca’ y te permitirán no solo difundir tus contenidos y atraer clientes sino dialogar con tus clientes actuales y potenciales. Además, en las redes sociales es clave la escucha activa: podrás saber qué dicen de tu marca y aprender de ello. No subestimes esta opción, puede darte ideas en las que no habías pensado como una nueva línea de negocio o una adaptación de tus servicios a lo que demanda tu público.

 

7- Testimonios de tus clientes.

Si puedes citar a algunos clientes y sus opiniones sobre tus servicios, hazlo. No solo genera confianza en los nuevos usuarios – y clientes potenciales – sino que incluso, según el producto que ofrezcas, permite a los usuarios ver si les encaja con lo que buscan. Por ejemplo, si eres decorador/a de interiores y dices que has trabajado para el bar x de centro de A Coruña, habrá quien decida visitarlo para valorar tu trabajo. Y si eso les gusta, ya tienes bastante ganado.

 

8- Información de contacto.

Piensa en un usuario que entra en 5 webs para pedir presupuesto. ¿Crees que quiere perder 5 minutos en buscar el contacto en cada una de ellas? Pónselo fácil y haz que tu información de contacto (teléfono, email, dirección) sea fácil de encontrar en cualquier parte de tu sitio web corporativa. La zona superior es una buena opción; y siempre puedes incluir al lado tu contacto en tus redes sociales corporativas.

 

9- Newsletter.

El email marketing es una gran herramienta de fidelización, siempre y cuando la uses sabiamente. No es buena idea saturar a la gente a emails pero sí es clave tener presente que es un canal que, bien usado, te permite llegar a su buzón de entrada – y en muchos casos, a su móvil donde tiene la app de correo-. Eso hace que sea muy poderoso si pensamos bien a qué hora nos interesa escribirle y con qué asunto.

 

10- Sitemap.

¿Cómo llegar a un sitio que no conoces sin mapa? Esto es lo que les pasa a los bots de Google. Deben rastrear millones de webs y tienen un tiempo limitado para cada una de ellas. Así que, si les das un mapa, conseguirás que usen de la mejor manera posible el tiempo de rastreo de tu web y, por tanto, reflejarán en los buscadores la información que, con tu estructura web, les hayas dicho que es más relevante.

 

RESUMEN

Tu web de empresa no solo es tu carta de presentación ante tus clientes, sino una forma de llegar a esos clientes potenciales que no te conocen. Piensa bien en tus objetivos y cómo llegar a ellos sin dejar de empatiza con tu visitante.

¿Quieres empezar a trabajar tus redes corporativas? Nos encargamos por ti. Contáctanos sin compromiso, como ya han hecho todos estos clientes de A Coruña, Vigo y muchos otros lugares



Escribir un comentario