4 consejos de marketing digital para hablar a tus clientes en redes sociales

atraer-clientes

*Tiempo de lectura: 2 minutos.

 

Si has ejercido de comercial o vendedor, seguro que estás de acuerdo con nosotros en que la venta a puerta fría es lo peor que te puede pasar. Ir a una casa, tocar su timbre e invadir su intimidad con un producto o servicio que no ha pedido a una hora en la que quizá está ocupado.

En esos momentos de tensión inicial, cuando la puerta se abre y sus pupilan se clavan en las tuyas pidiendo explicaciones, lo que salga por tu boca será definitivo para que la puerta se abra o se cierra. Pues bien, en Internet pasa lo mismo.

 

CONSEJO 1. Cómo hablar a los clientes potenciales

La semana pasada te hablamos de la importancia de las palabras clave para atraer clientes potenciales. Sin embargo, todas las palabras son importantes, y no solo las clave orientadas a atraernos ese ansiado tráfico de clientes.

El tono es una de las primeras cosas que debes tener presentes. ¿Le hablas igual a tu jefe, a tu pareja y a tu madre? ¿O si hablas con un niño pequeño? Seguro que no. Esto se debe a que inconscientemente adaptas el discurso al tono y estilo que mejor se adapte a tu receptor.

Así que piensa en quién es tu cliente y cómo debes hablarle. Si tu marca está orientada a un público joven deberás aprovechar los emojis que tienes disponible, animarte a subir vídeos y usar un estilo de redacción desenfadado que les hable en su propio código. Si no sabes que ‘qué fantasía’ o ‘esto es crema’ son algunas de las expresiones más habituales de los menores de xx años, quizá no consigas venderles tu producto o servicio. O al menos, te costará un poco más.

En cambio, si tu público son personas de más de 65 años, el código cambia totalmente y deberás optar por una comunicación más tradicional, explicando expresamente qué puedes ofrecerles y qué deben hacer (llamada a la acción) para conseguirlo o saber más. Pónselo fácil para que lleguen a tu web de empresa.

 

CONSEJO 2. Quiénes son tus clientes potenciales

Esto nos lleva al segundo consejo. Necesitas saber quiénes son tus clientes potenciales para saber cómo hablarles y transmitirles qué puedes ofrecerles o cómo puedes solucionar una de sus necesidades.

¿Cómo saber quién es tu público objetivo o target? Si tu empresa ya está en marcha y también tus redes sociales, puedes entrar en la sección Estadísticas de cada una de ellas y ver los gráficos de género, edad e incluso localización geográfica de tus seguidores. Aunque ten en cuenta que estos datos corresponden a tus seguidores actuales; pero ¿son tus seguidores tus clientes potenciales? Revisa cuánto tráfico ha entrado a tu web desde tus redes sociales y cuánto ha convertido (es decir, cuántas ventas has hecho). Si no estás contento con la cifra, quizá debas replantearte que no estás alcanzando a las personas que te interesan.

Si estás en este punto, una de las claves es revisar qué está haciendo tu competencia con sus clientes en redes sociales y en su web y de qué forma hablan a su público o qué tipo de contenidos comparten. Una vez te pongas a hacer estos cambios, podrás ir analizando cómo va cambiando tu público de seguidores y cómo van evolucionando las ventas en tu tienda online o a través de tu web de empresa.

 

CONSEJO 3. Dónde hablar a los clientes potenciales

Esto tercer consejo responde a la pregunta que más hacen los empresarios que se plantean en qué redes deben estar. La respuesta es: ¿Dónde están tus clientes?

Si tu producto o servicio se dirige a jóvenes, debes tener muy presente redes sociales como Instagram o TikTok. Si ofreces algo más orientado a CEOs y otras empresas, puede que LinkedIn sea una red de interés. En cambio si buscas difusión de contenidos de ocio, culturales o incluso informativos, puedes encontrar en Twitter a un aliado. Facebook actualmente se orienta más a personas mayores de 45 años. Todos los públicos son interesantes pero debes pensar cuáles quieres que lleguen a tu web de empresa.

A continuación, puedes ver unos datos sobre las edades y las redes sociales en España, que se han publicado en epdata.com en junio de 2020.

u

En España y al margen de la edad, lideran el ranking de redes sociales más usadas WhatsApp (88%), Facebook (87%) y YouTube (68%), siendo esta última la que más seguidores jóvenes concentra (el 76% tiene entre 16 y 30 años). Instagram, en cuarto lugar, es la que más seguidores ha ganado (de un 49% a un 54%). En quinto lugar se mantiene Twitter con un 50%.

Lógicamente, estos son pautas generales pero no son verdades absolutas. ¿Qué debes hacer con las redes sociales de tu empresa? Será importante analizar tu caso y establecer una estrategia orientada al público que deseas captar.

 

CONSEJO 4. Cuándo hablar a los clientes potenciales

A nadie le gusta que le llamen por teléfono a las 5 de la mañana. Las horas son importantes y el uso de las franjas horarias equivocadas puede hacer no solo que no ganes clientes con redes sociales sino que incluso generes un sentimiento negativo hacia tu marca (ya sea a través de tu web de empresa o tus redes sociales).

En las estadísticas de cada red social, podrás ver las horas en que mejor funcionan tus contenidos para tu audiencia y valorar qué contenidos les pueden interesar, relacionándolos con el producto o servicio que ofreces.

Además del cuándo, debemos tener en cuenta cuántas veces. Aunque tus seguidores estén receptivos durante toda la mañana, no significa que debas publicar en tus redes sociales cada 5 minutos… ¿o sí? Dependerá de qué red, qué producto, qué cliente quieras alcanzar y cómo lo hagas.

 

EN RESUMEN. Cómo saber quién es mi cliente potencial, dónde está y cómo venderle mi producto

¿Cómo promocionar un negocio pequeño o publicitar un producto a través de las redes sociales? Debes empezar por analizar cuál es tu target o público objetivo (a qué clientes se orienta tu producto o servicio), qué redes sociales usan, qué código comunicativo les impacta mejor y a qué horas convendrá que los contactes. ¿Necesitas ayuda? Contáctanos sin compromiso y valoraremos cuál es la mejor estrategia para tu empresa en Galicia.



Escribir un comentario