Adaptación de la marca a acontecimientos o celebraciones

BP-adaptacion_de_la_marca

Las empresas y sus marcas cumplen años y tienen celebraciones a lo largo de su vida como las personas, he igual que nosotros organizamos fiestas, nos arreglamos e invitamos a nuestros amigos a compartir ese momento, las marcas pueden y deben hacerlo.

Aniversarios, relevos generacionales, festividades como Navidad, cambios de instalaciones o nuevas aperturas, adquisición de nuevos equipamientos, lanzamiento de productos o servicios, asistencia a ferias profesionales… son excusas y razones perfectas para contactar con los clientes y fomentar la comunicación con ellos en un momento distendido y alegre.

Es beneficioso aprovechar esas ocasiones para, como decimos contactar con los públicos de la empresa y hacerlos partícipes del momento que vive la empresa. La marca o logotipo puede reflejar ese momento y es labor del branding encontrar el modo de hacerlo.

 

Hay que valorar la importancia o calado de lo que se celebre para determinar si se va a crear algo ex profeso que pasada la celebración se deja de emplear o si el cambio va a ser definitivo, un restyling.

El rediseño lo tratamos anteriormente, hoy vamos a centrarnos en esos cambios y diseños efímeros. Hay múltiples opciones para preparar la marca gráfica, en función de los objetivos y recursos de la empresa, pero se pueden centrar en dos opciones: retocar la marca, crear una gráfica ad-hoc para la ocasión o crear unas aplicaciones corporativas especiales.

  • En cuanto a la marca se puede hacer una adaptación del logotipo o hacer un cambio cromático:

La adaptación del logotipo es muy habitual en aniversarios; añadirle al logotipo el año de fundación o el número de años que cumple. En el caso del año se puede añadir como atributo aparte (una línea aparte del logotipo) y en el del número de años que cumple, este se puede acoplar a la marca o bien construirlo con la misma gráfica y colores de marca de modo que en sus aplicaciones se identifique con la empresa.

El cambio cromático se realiza de manera temporal cambiando el color corporativo o creando una nueva paleta cromática para la ocasión.

  • Diseño ad-hoc

Se trata de generar una gráfica temática completa que puede afectar a la marca gráfica o no. Por ejemplo imaginemos que una empresa adquiere equipamientos nuevos e invita a sus clientes a conocerlas, con motivo de esto se diseña una gráfica para aplicar en todos los puntos de contacto con los invitados. La tematización va a permitir acotar más el evento y fomentar el recuerdo en el target de la empresa porque han visto a la marca en otro entorno, se puede comparar con el cambio de vestuario de una persona, que siempre va igual y en un momento varía para una ocasión consiguiendo la atención de todo el mundo.

En esta gráfica la marca generalmente no se ve afectada sino que aparece como firmante en su forma habitual.

  • Aplicaciones corporativas especiales

Para ocasiones como la Navidad u otras festividades la empresa puede optar por crear unas piezas distintas a la habituales donde la marca aparece como emisora del mensaje. Un vídeo corporativo para emplear en redes sociales o en la página web, una serie de postales ilustradas,…

 

Los objetivos y recursos de la empresa determinan qué camino tomar, todos ellos conllevan una inversión en implantación.

El cambio que afecte a la marca gráfica exige una buena planificación para saber qué soportes cambiar y cuáles no afectan al hecho. Por ejemplo en el caso de la página web en lugar de cambiar la marca se puede crear un micro-site sin tocar la corporativa o diseñar unos banners para aplicar en la misma. Desde luego los medios digitales son los que permiten adaptación más rápida: websites, rr.ss., firmas de correo electrónicos, campañas de e-mailing…

Crear una gráfica nueva acota el número de piezas que se harán porque se crearán las justas para el evento sin afectar al normal funcionamiento de la empresa. Igualmente con la concepción de nuevas aplicaciones la marca no se ve afectada y se limita hasta dónde alcanza el cambio.

 

Aunque siempre decimos que la marca ha de ser coherente y consistente, ha de ser casi intocable y presentarse siempre igual, estas ocasiones son buenas para revolverse en el sitio, llamar la atención de las personas para generar en ellas una nueva experiencia con la empresa, en un contexto y momento controlado.

 

Contáctanos sin ningún compromiso en el 981 91 34 88 para adaptar tu marca a los acontecimientos.



Escribir un comentario