7 claves que debe cumplir tu tienda online

atraer-clientes

Llamar la atención de tus clientes objetivo es clave en un ecommerce pero es igual de importante retenerlos en tu web y conseguir que se tramite la compra. Para ello, debes tener presentes estas 7 claves.

*Tiempo de lectura: 2 minutos.

 

Existe una correspondencia del ecommerce con algunas técnicas de visual merchandising, en especial en lo relacionado con la ubicación del producto y la forma de presentarlo.

 

  1. Visibiliza tus productos objetivo

“Quiero vender todo lo que tengo”. Mucha gente responde esto cuando le decimos que debe escoger qué productos son más visibles en su tienda online. Y sí, claro que sabemos que quieres vender todo lo que has subido a tu ecommerce, pero es importante priorizar. Te ponemos un ejemplo: Cuando vas por la calle y pasas delante de una tienda de ropa en A Coruña, en el escaparate anuncian prendas gancho que sirven para captar la atención de los viandantes – a veces, son prendas de nueva temporada, otra son gangas en oferta, en función de la estrategia de la tienda-. Sea cual sea tu estrategia, debes escoger siguiendo la lógica de una tienda física: escojo qué productos muestro en el escaparate para captar la atención de quien pasa por mi tienda y ya después, cuando entren, verán todos los productos a la venta. Pero ¿te imaginas una tienda que pone en su escaparate absolutamente todo lo que vende en su interior? Probablemente quien pase por delante, solo vea caos y no pueda centrar su atención en casi ninguno de esos productos.

Así que escoge cuál va a ser tu estrategia de venta – si quieres destacar por precio bajo, por especialización en los productos, por originalidad…- y, cuando lo tengas claro, escoge 4 productos que destacar en la Home (Inicio, la página que ves al entrar) de tu web.

 

  1. Sitúa el producto gancho en zonas calientes de la tienda online

Si ya has decidido qué productos vas a potenciar, debes pensar en qué zonas resulta más interesante que los muestres a los clientes potenciales que visitan tu tienda online. Seguimos con la comparación con una tienda física, donde se colocan los productos que se quieren vender a la altura de los ojos del cliente, los de compra impulsiva cerca de la caja y los más necesarios al fondo para obligar al cliente a recorrer la tienda. Bien, pues en el ecommerce pasa lo mismo.

¿Cuáles son las zonas calientes de una tienda online? Ya que en español leemos de izquierda a derecha, la zona más caliente de una web de ecommerce es parte superior izquierda porque es a donde naturalmente miramos en primer lugar – como afirman varios de los estudios de eye tracking, que analizan el movimiento de los ojos ante una web-.

Ten también muy presente qué muestras en tu menú lateral y qué categorías priorizas. Si eres una farmacia, quizá quieras destacas por ejemplo productos para dormir de tu zona de parafarmacia por encima de medicamentos con receta a los que el usuario medio no puede acceder.

 

  1. Destaca el producto que quieres potenciar.

En cada categoría de tu tienda online, debes destaca esos productos gancho que consideras que pueden ser la entrada para que el cliente potencial se convierta en cliente. Así que es importante que sea de los primeros productos que vean los clientes. Puedes crear una zona de productos destacados, poner una foto más llamativa o más grande o resaltarlo con una llamada a la acción (compra ahora, ver producto nuevo, etc). o incluso usar promociones y descuentos para que se animen a comprarlo. Una vez un usuario ha roto la barrera psicológica de comprar algo en tu tienda online, será más fácil que lo vuelva a hacer.

 

  1. Subir buenas fotos del producto.

Esto parece obvio pero te sorprendería ver la cantidad de ecommerce que no lo cumplen. Tener buenas fotos donde el producto se vea bien y presentarlos de forma ordenada y limpia en la web puede ser clave porque genera confianza en la marca. Imagínatelo en una tienda física: ¿Y si entras en una tienda en A Coruña que tiene el suelo sucio, el mostrador lleno de cosas y las baldas de los productos con todo tirado y sin organizar por secciones? Seguramente te vayas por donde has venido.

Las tiendas físicas saben que es más fácil que el cliente potencial tienda a la compra si se siente bien en la tienda, por eso cada vez se cuida más el estilo, la ambientación, la música y hasta el olor. El ecommerce debe seguir esta misma lógica.

 

  1. Crear landing pages para productos específicos.

Una landing page es una página web ‘de aterrizaje’, es decir, una página pensada y creada para que servir de captación de leads que se consiguen a través de una campaña de marketing digital.

Lo clave es que tenga un call to action (llamada a la acción) que se muestre de forma clara y lo ideal es que no tenga puntos de fuga (no se vea el menú superior ni elementos que distraigan al usuario o le permitan irse a otra web o sección).

Algunos de los elementos que pueden ser decisivos:

  • Título del producto. Debe ser atrayente y enfocado en las necesidades del Buyer Persona o cliente potencial. Deberemos destacar qué características más importantes tiene y cómo solucionar su problema o necesidad.
  • Imagen del producto. Como decíamos antes, la imagen debe ser de buena calidad.
  • Una llamada a la acción (call to action). Esa llamada puede estar orientada a la venta (como ‘compra ahora’) o a conseguir datos de clientes potenciales como ‘escribe tu email y te mandamos el pdf’, o ‘regístrate para recibir el descuento’).
  • Un formulario de contacto. Será clave para recoger los datos del usuario de forma simple.

 

  1. Experiencia de usuario y compra sencilla.

Los tiempos medios de permanencia en las tiendas online son bajos porque muchos clientes solo entran a buscar algo concreto – si no lo encuentran, se van- o porque no les da confianza esa web y se van a otra; también hay quien quiere comprar algo y acaba por no hacerlo por la dificultad de seguir el proceso de compra. De hecho, una de las claves de una tienda online no debería ser que el cliente encuentre rápido lo que quiere y se vaya, sino que el cliente quiera pasar más tiempo en nuestra web.

 

  1. ¿Ya has hecho tu tienda online? Ahora posiciónala.

Ya te hemos hablado antes la importancia de posicionar una web y, por supuesto, no es diferente con una tienda online o ecommerce. Debes tener presentes las palabras clave que usas para describir los productos – investiga cómo se suele buscar ese tipo de producto con herramientas como las que te contamos en artículos anteriores-. Pero, además, debes tener presentes al menos estos tres puntos del SEO básico:

  • Cada página de tu tienda online debe cargar en menos de 3 segundos. Para esto se requiere un buen hosting y optimizar algunos valores como el uso de memoria caché.
  • Eliminar errores. No puede haber ningún error 500 o 404, o cualquier otro código que Google conozca. Hay herramientas como Site Audit de Ahrefs que te ayudarán a encontrarlos.
  • Tener un sitemap (mapa del sitio) y subirlo a Google Search Console. Esta parte es vital para que los bots de Google puedan rastrear eficientemente toda la tienda y mostrarla a los usuarios que usen el buscador para encontrar tiendas online o productos que ofreces.

¿Te estás planteando crear tu propio ecommerce o quieres mejorar la tienda online que ya tienes? Contáctanos sin compromiso, como ya han hecho todos estos clientes de A Coruña, Vigo y muchos otros lugares.



Escribir un comentario