5 consejos para tu web de empresa que te ayudarán en 2020

consejos-clientes

¿Miedo a tener una tienda online? Te contamos qué puede aportar a tu estrategia de ventas en Galicia y cómo una web de empresa te puede atraer clientes.

*Tiempo de lectura: 3 minutos.

 

Quizá te suene esta escena: Tienes una empresa física (restaurante en la calle San Andrés, tienda de ropa en la calle Juán Flórez o quizá una pequeña cafetería en Monte Alto en A Coruña) y, con la pandemia de coronavirus que ha asolado en 2020, te has planteado abrir una web para tener presencia digital. No porque quieras, sino porque lo ves como una especie de obligación para tratar de salir adelante.

Si cumples este perfil, probablemente hayas buscado cualquier sitio gratuito o de bajo precio para hacer tu propia web o que la haga tu sobrino, porque “se le dan muy bien los ordenadores”. Pero te vamos a contar qué debe tener una web de empresa y por qué deberías incluir una tienda online o ecommerce en ella.

 

  1. Establece objetivos

Ya te hablamos de la importancia de los objetivos SMART. Pues bien, en la web nos pasa lo mismo, pero también en la vida. Un ejemplo: cuando has abierto tu negocio, ¿qué querías vender? ¿Cuál es su diferencia frente a la competencia?

Debes tener claro qué puedes ofrecer y marcarte unos objetivos en la web. No, no basta con decir “mi objetivo es que me compren”. Recuerda, SMART.

 

  1. Ofrece un diseño web cuidado y prioriza la experiencia de usuario

En tu local físico seguro que has pensando cómo quieres el cartel en la puerta, de qué color deben ser las paredes y qué quieres que sea lo primero que ve el cliente cuando entre. Debes extrapolar esto a tu web y pensar que la situación se repite en el mundo digital. Imagina que estás en A Coruña y entras en un restaurante en A Coruña que tiene los cristales sucios, las mesas sin colocar y platos sucios sobre las mesas. ¿Te quedarías? Tu web debe transmitir lo que quieres que transmita tu marca y, si quieres que el cliente perciba que eres una empresa de confianza, tu web debe verse limpia, con los colores corporativos, un diseño que transmita los valores de tu empresa -confianza, seguridad, profesionalidad- y, sobre todo, fácil de usar.

Y llegamos a la parte de UX o experiencia de usuario. ¿Cómo crees que el cliente puede disfrutar tu producto o servicio? Seguramente si tienes una peluquería, hayas puesto sillones de espera en la entrada para que los clientes no tengan que estar de pie hasta que llegue su turno. En la web pasa lo mismo. Si, por ejemplo, tienes una web donde el cliente potencial se pierde navegando, donde no encuentra lo que busca o que le hace esperar demasiado para ver un contenido, probablemente lo pierdas. Tu web debe priorizar la UX o experiencia de usuario para no perder a los usuarios o clientes potenciales antes de que puedan hacer su compra o informarse de nuestros servicios.

 

  1. Vigila el SEO

El SEO significa Search Engine Optimization (Optimización para mecanismos de búsqueda). ¿Esto qué quiere decir? Se trata de un conjunto de técnicas de optimización para páginas web que buscan buscan alcanzar buenos posicionamientos orgánicos – sin inversión en publicidad digital- , generando tráfico y autoridad para la web de empresa.

Digamos que es una forma de que Google y demás buscadores pueda saber de qué va tu web y ofrecérsela como resultado a los usuarios que busquen contenido relacionado. Es decir, si lo planteas bien, te permitirá que tus clientes potenciales te encuentren.

El SEO puede ser On-Page y Off-Page pero no te vamos a aburrir con términos técnicos. Solo quédate con que es muy importante cómo explicas qué ofreces; y que deben textos claros y sencillos que usen las palabras clave que tus clientes potenciales buscan. Te explicamos en qué consisten las palabras clave en este post.

  1. Crea formularios que conviertan

Los formularios son el objetivo de toda estrategia de ventas en la web. Nuestro funnel de ventas – la forma en que una empresa planea y establece procesos para ponerse en contacto con los diferentes usuarios y así llegar a cumplir un objetivo final; es decir, la ruta por la que queremos guiar al usuario hasta que compre nuestro producto o servicio-.

Si la web es cómoda de usar y comprensible (experiencia de usuario) y está bien pensada, deberemos ser capaces de guiar al usuario a que complete un formulario de contacto. Quizá no sea un formulario de compra como tal pero definitivamente que un usuario te facilite sus datos es un paso muy importante; es lo que llamamos conseguir un lead. Una vez tienes sus datos, puedes crear una nueva estrategia para que pase de ser alguien que confía en tu marca a alguien que la consume.

¿Cómo conseguir que rellenen el formulario? Trata de pedir lo justo (email, nombre, ciudad…) para poder segmentarlo y contactarlo a posteriori. Y, sobre todo, no ruegues que te manden sus datos; dejar claro por qué deben hacerlo, qué ventajas les reportará.

 

  1. Crea una tienda online

“A seis meses del inicio de la pandemia, los modelos de negocio flexibles, con plataformas robustas de ‘ecommerce’ y capaces de generar sinergias con otras empresas y proveedores locales, se perfilan como los mejor capacitados para hacer frente al impacto económico de la covid-19 en 2021”. Así de claro publican en El País un aviso a navegantes de qué tipo de negocios sobrevivirán al coronavirus.

Y es que, como bien dicen, algunas pequeñas empresas, con tan solo cinco trabajadores, han visto cómo durante los últimos meses sus ventas online han crecido hasta un 150% durante el confinamiento y han salido reforzadas de la pandemia.

Actualmente, la venta online es un camino que no debes obviar ya que solo amplía tus posibilidades de crecimiento. Es una inversión a futuro que no depende de las medidas sanitarias y que te permite ampliar opciones de llegar a nuevos clientes que, incluso, pueden estar a miles de kilómetros de ti. ¿Recuerdas cuando empezaron a llegar los primeros ordenadores a las empresas y algunas lo vieron como un gasto demasiado alto? Pues bien, no era un gasto, era una inversión. No te quedes atrás.

 

EN RESUMEN.

Tu presencia online es clave en este año 2020. Piensa en tu web de empresa como en tu tienda física y trata de ofrecer una experiencia cómoda y agradable al usuario que le permita conocer los valores de tu marca y ser consciente de qué necesidades puedes solucionarle. Déjale claro qué debe hacer para contactarte y facilita su proceso de contacto o compra.

¿Te estás planteando crear una web de empresa con o sin tienda online? Analizamos tu caso y recomendamos qué es lo mejor para ti. Contáctanos sin compromiso, como ya han hecho todos estos clientes de A Coruña, Vigo y muchos otros lugares.



Escribir un comentario