Cómo construir la imagen corporativa en redes de nuestra empresa

como-construir-la-imagen-corporativa-en-redes-de-nuestra-empresa

Identidad digital, más allá del branding. 

Internet y las redes sociales constituyen un gran escaparate, por eso es fundamental cuidar la imagen corporativa de la empresa, tanto a nivel de branding global como de construcción de la identidad digital y para redes sociales.

La importancia de transmitir correctamente los valores de nuestra marca es la clave de la diferenciación. Es por ello que una imagen corporativa en redes sociales de nuestra empresa ha de ser fuerte y transmitir confianza a los consumidores: esto es fundamental para captar nuevos clientes y fidelizar a los que la empresa ya tiene (generar engagement).

En consecuencia, con una imagen corporativa fuerte en redes sociales, los productos o servicios de nuestra marca serán más fácilmente reconocibles y susceptibles de generar la necesaria confianza por parte de los consumidores.

¿Cómo construir la imagen corporativa para redes sociales de nuestra empresa? ¿Cómo conseguimos transmitir nuestra identidad digital a través de las redes?

Hay una serie de pasos que nos ayudan a definir nuestro camino para acertar con la imagen de nuestra marca en redes sociales:

 

UnoObjetivos: Qué y Quién.

Definir qué quiere comunicar nuestra empresa, qué productos o servicios vamos a ofrecer y, lo más importante, quién es nuestro público objetivo.

La concreción del target de negocio va a marcar el camino para decidir qué redes sociales son las óptimas para nuestro proyecto.

 

DosAnálisis propio y de competencia.

Conocer nuestro mercado, nuestra viabilidad y, sobre todo, a nuestra competencia: ¿En qué redes están? ¿Dónde se mueven mejor y con más éxito los demás?

Ajustar nuestro nicho de mercado es básico para poder elaborar una correcta estrategia en redes sociales.

 

TresEscoger qué redes sociales son las mejores.

Tenemos un producto visual que se mueve como pez en el agua por Instagram, o un servicio que, a través de una red profesional como LinkedIn, puede llegar a nuestro público. Son sólo ejemplos de posibilidades.

No hay que estar en todas las redes, pero sí es recomendable escoger bien cuáles, cuántas y con qué frecuencia publicamos para fidelizar a nuestros seguidores.

 

Identidad digital, más allá del branding.      Internet y las redes sociales constituyen un gran escaparate, por eso es fundamental cuidar la imagen corporativa de la empresa, tanto a nivel de branding global como de construcción de la identidad digital y para redes sociales.  La importancia de transmitir correctamente los valores de nuestra marca es la clave de la diferenciación. Es por ello que una imagen corporativa en redes sociales de nuestra empresa ha de ser fuerte y transmitir confianza a los consumidores: esto es fundamental para captar nuevos clientes y fidelizar a los que la empresa ya tiene (generar engagement).   En consecuencia, con una imagen corporativa fuerte en redes sociales, los productos o servicios de nuestra marca serán más fácilmente reconocibles y susceptibles de generar la necesaria confianza por parte de los consumidores.    ¿Cómo construir la imagen corporativa para redes sociales de nuestra empresa? ¿Cómo conseguimos transmitir nuestra identidad digital a través de las redes?   Hay una serie de pasos que nos ayudan a definir nuestro camino para acertar con la imagen de nuestra marca en redes sociales:   Uno- Objetivos: Qué y Quién. Definir qué quiere comunicar nuestra empresa, qué productos o servicios vamos a ofrecer y, lo más importante, quién es nuestro público objetivo.  La concreción del target de negocio va a marcar el camino para decidir qué redes sociales son las óptimas para nuestro proyecto.  Dos- Análisis propio y de competencia. Conocer nuestro mercado, nuestra viabilidad y, sobre todo, a nuestra competencia: ¿En qué redes están? ¿Dónde se mueven mejor y con más éxito los demás? Ajustar nuestro nicho de mercado es básico para poder elaborar una correcta estrategia en redes sociales.  Tres- Escoger qué redes sociales son las mejores. Tenemos un producto visual que se mueve como pez en el agua por Instagram, o un servicio que, a través de una red profesional como LinkedIn, puede llegar a nuestro público. Son sólo ejemplos de posibilidades. No hay que estar en todas las redes, pero sí es recomendable escoger bien cuáles, cuántas y con qué frecuencia publicamos para fidelizar a nuestros seguidores.   Cuatro- Elegir el tono y el estilo. Esencial a la hora de generar imagen corporativa. El tono y el estilo han de concordar con la imagen que queremos transmitir para nuestra marca en el entorno digital.  Cinco-Planificar los contenidos.  Debemos cuidar al máximo lo que vamos a compartir, ya sean textos, imágenes,  vídeos, noticias, etc.   Absolutamente todo debe seguir una coherencia con nuestra imagen de marca. Incluso las tipografías, grafismos y colores forman parte de esta estrategia para construir la imagen corporativa en redes de nuestra empresa.   No debemos olvidar que la imagen corporativa está estrechamente relacionada con el valor de una marca. Sin ir más lejos, un aspecto cercano a ésta es la Responsabilidad Social Corporativa, que, lejos de ceñirse únicamente a las grandes marcas, cada vez tiene más impacto en el público general.   Cualquier empresa que, en los tiempos que corren, asuma un papel de compromiso social en mayor o menor grado, estará sumando en la construcción de su imagen corporativa, de la que, tanto trabajadores como clientes se puedan mostrar orgullosos de formar parte.   Todo esto tendrá una clara y manifiesta amplificación en redes sociales que, de seguro, nuestros followers, clientes o usuarios en general no pasarán por alto y valorarán positivamente.   ¿Podemos ayudarte a mejorar la imagen corporativa en redes de tu empresa? Contáctanos sin ningún compromiso en el 981 91 34 88 y valoraremos cómo hacer que tu negocio despegue.

 

CuatroElegir el tono y el estilo.

Esencial a la hora de generar imagen corporativa. El tono y el estilo han de concordar con la imagen que queremos transmitir para nuestra marca en el entorno digital.

 

CincoPlanificar los contenidos.

Debemos cuidar al máximo lo que vamos a compartir, ya sean textos, imágenes,  vídeos, noticias, etc.

Absolutamente todo debe seguir una coherencia con nuestra imagen de marca. Incluso las tipografías, grafismos y colores forman parte de esta estrategia para construir la imagen corporativa en redes de nuestra empresa.

 

No debemos olvidar que la imagen corporativa está estrechamente relacionada con el valor de una marca. Sin ir más lejos, un aspecto cercano a ésta es la Responsabilidad Social Corporativa, que, lejos de ceñirse únicamente a las grandes marcas, cada vez tiene más impacto en el público general.

 

Cualquier empresa que, en los tiempos que corren, asuma un papel de compromiso social en mayor o menor grado, estará sumando en la construcción de su imagen corporativa, de la que, tanto trabajadores como clientes se puedan mostrar orgullosos de formar parte.

 

Todo esto tendrá una clara y manifiesta amplificación en redes sociales que, de seguro, nuestros followers, clientes o usuarios en general no pasarán por alto y valorarán positivamente.

 

¿Podemos ayudarte a mejorar la imagen corporativa en redes de tu empresa?

Contáctanos sin ningún compromiso en el 981 91 34 88 y valoraremos cómo hacer que tu negocio despegue.



Escribir un comentario