Mide y (a lo mejor) vencerás

MIDE Y VENCERÁS

Mide y vencerás es uno de los lemas más coreados en el marketing digital. Y el motivo es muy sencillo: Las herramientas y plataformas digitales nos dan la oportunidad de medir y analizar cada acción que llevamos a cabo. Esta es, de hecho, una de las grandes ventajas del mundo digital: el feedback o la información que nos viene de vuelta de cada una de las estrategias y tácticas realizadas.

¿Significa esto que vamos a triunfar porque tenemos información a posteriori de cómo ha funcionado una campaña? No, pero sí que podemos saber dónde hemos fallado, revertirlo y mejorarlo en la próxima acción. Es decir, es un ‘a veces se falla, a veces se aprende’.

 

Google Analytics: Qué podemos (y debemos) medir en el tráfico a nuestra tienda online

Para analizar los avances y resultados de las estrategias de marketing digital necesitamos KPIs o indicadores que midan lo que ocurre en la web y nos permitan aprender de los errores (o éxitos) cometidos.

Los KPIs son métricas (medibles y cuantificables) que determinaran numéricamente una variable (por ejemplo: ingresos, gastos, número de visitas…) directamente relacionada con los objetivos marcados dentro de nuestra estrategia o plan de marketing anual.

Algunos de los indicadores o KPIs que debemos revisar son:

Número de visitas o sesiones. Número de personas que acceden a nuestra web y número de veces que lo hacen.

Número de visitantes o usuarios. Cada usuario puede efectuar más de una visita al mismo sitio web o tienda online, en este caso se considera como usuario único independientemente del número de sus visitas o sesiones.

Número de páginas vistas. Mide el número total de páginas vistas, es decir, ‘secciones’ de nuestra web que ha visitado.

Vistas por página. Esa es la cantidad de veces que una sola página ha sido visitada.

Tasa de rebote. El porcentaje de visitas que dio lugar a la vista de una sola página. Por esto se llama tambien porcentaje o tasa de abandono del sitio web.

Número de páginas por visita. Cuántas páginas visitadas de media en una sesión.

Duración media de la visita o tiempo de permanencia. Calculado sobre todas las visitas al sitio en un período de tiempo determinado.

Eventos. Interacciones del usuario con los contenidos del sitio que contribuyen al logro de los objetivos de negocio; se mide la cantidad de ocurrencias.

Conversiones. Cada vez que conseguimos un objetivo como, por ejemplo, que compren o nos dejen sus datos para la newsletter – con lo que podremos mandarle campañas de email marketing-.

 

Qué debemos medir en redes sociales como Instagram

El medir no termina en la web sino que se extiende a cada una de las plataformas que usamos. En el caso de las redes sociales, cada una muestra sus métricas pero vamos a ver las de la red más popular: Instagram para empresas.

Likes. Cantidad de “Me gusta” que los usuarios dan a tu publicación, esto nos expresa que tu contenido ha gustado, así que es algo positivo.

Comentarios. Cantidad de comentarios en cada publicación. Si terminas tus copies o textos de tus publicaciones con una pregunta, aumentarás los comentarios y, por tanto, el engagement o fidelización de tu cuenta de empresa.

Enviados. Muestra la cantidad de veces que fue compartida nuestra publicación.

Guardados. Nos muestra la cantidad de veces que fue guardada nuestra publicación para ser leída después.

Visitas al perfil. Esta métrica es muy importante porque nos mostrará qué cantidad de personas se interesan por el contenido de nuestra cuenta.

Alcance. Esta métrica describe cuantas personas pudieron ver tu post, entre ellas se encuentran las personas que tuvieron alguna acción de interacción en tu publicación y aquellas que no.

 

Qué debemos medir en redes sociales como Facebook

En el caso de Facebook, ha bajado en popularidad pero aún es una red muy usada por usuarios mayores de 40 años y por empresas. Si tu público está en esa franja, quizá te interese medir esto:

Alcance. Muestra el número de seguidores de la página que han visto directamente una determinada publicación. Aquí solo se incluyen las personas que lo han visto directamente y no a través de un amigo.

Alcance orgánico. Muestra el número de fans y no fans que han visto una determinada publicación. Un alcance orgánico que sea muy cercano al alcance de los fans indica que el contenido publicado difícilmente llega a los que no son seguidores de la página.

Interacción. Es el número de personas que hacen click en cualquier lugar del post, tanto en Me Gusta como en la foto o el enlace.

Porcentaje de clicks (CTR). Mide las personas a las que les interesó lo suficiente el contenido publicado para hacer click en un video, foto o en un enlace.

Comentarios negativos. Son las personas que hacen click en “ya no me gusta” o denuncian como spam. Indica el número de usuarios a los que realmente no les gustó el contenido o el hecho de que apareciese en su página de inicio. Cuanto más bajo sea este número mucho mejor.

Impresiones. Número de veces que aparece una publicación a una determinada persona.

Visitas a la fan page. Muestra el número de personas que han decidido entrar a visitar la página.

Publicaciones. Nos proporciona información muy útil como los mejores días y las mejores horas para publicar. Y nos da una lista con las mejores publicaciones para hacernos una idea del contenido que más gusta.

Seguidores. Número de nuevas personas que se han hecho fan de la página de Facebook.

 

EN RESUMEN

Todo se puede medir y todo se debe medir. Pero no basta con eso: Interpretar los resultados será una de las claves que nos ayude a tomar decisiones de negocio que nos permita aumentar nuestras ventas y alcanzar clientes potenciales. ¿Quieres que te ayudemos? Consúltanos sin compromiso.



Escribir un comentario