Soportes de comunicación corporativa de la marca

BP-soportes_comunicacion_corporativa_marca

¿Qué es una marca? Un elemento de comunicación que identifica y diferencia a una empresa (y a quienes la consumen). Para que este elemento comunique debe ser expuesto y visto, ¿dónde? donde la empresa precise según su estrategia de comunicación con sus públicos.

Explicado de un modo más cotidiano y personal, una marca es como una persona en constante búsqueda de trabajo. Aquella persona que busque trabajo (marca) debe comunicar al mercado laboral que está buscando trabajo en aquellos círculos (soportes) donde le interesa trabajar (puntos de contacto con el público).

Por lo tanto, para comunicar la marca debe saber quién es su público, dónde está y conocer los puntos de contacto y soportes de comunicación para alcanzarlo. Debe definir cómo va a llegar a él, desarrollar un estrategia de comunicación con sus acciones (visitas comerciales, publicidad convencional, marketing digital, acciones de rr.pp., eventos, merchandising…) y luego determinar los soportes adecuados para cada acción.

Nadie ni nada dicta que toda marca deba tener un folleto corporativo, un catálogo o una página en Instagram. Si hay un objetivo y estrategia detrás que determine que son los medios y soportes adecuados para la acción sí, si no, es tirar recursos económicos porque el ROI de esos soportes será 0.

Hablamos de esos folletos en salas de espera o en cajas que no se llegan a distribuir, de esas tarjetas de visita que no se intercambian con nadie, o newsletters enviadas indiscriminadamente que no reciben respuesta.

 

Los soportes de comunicación corporativa son por tanto los medios de contacto con el público para hablarle de la marca. Hay una serie de variables para determinar cuáles son más convenientes para la empresa:

  • actividad de la empresa,
  • objetivos de la empresa,
  • público objetivo,
  • estrategia y acciones de comunicación.

A día de hoy muchas empresas prescinden o reducen al máximo el uso de papel en favor lo digital que resulta más ágil y fácil de archivar. Aún así hay una serie de básicos que toda marca precisa ya sea en formato físico o digital.

Los soportes más comunes son:

  • Papelería corporativa y administrativa: papel carta, facturas, presupuestos, tarjetas de visita, sobres o carpetas quien entregue o envíe formato físico.
  • Señalética: rotulación exterior e interior de instalaciones.
  • Rotulación de flota de vehículos y ropa laboral.
  • Soportes de comunicación corporativa: folletos, flyers, catálogos, memorias…
  • Merchandising: objetos útiles o únicos personalizados con la marca.

Los soportes digitales merecen una mención aparte porque requieren un mantenimiento y una preparación de contenidos continua para que sean eficientes. Página web, blog, newsletters, redes sociales, foros… todos ellos son soportes vivos que por su inmediatez e instantaneidad precisan ser alimentados y renovados con mayor frecuencia. De ahí que sea tan importante definir bien el público para saber qué soporte es más adecuado teniendo en cuenta el mantenimiento que requiere.

Todos los soportes de identidad visual y de comunicación deben de ser elaborados por las disciplinas y profesionales adecuados para que no queden en un almacén, cajón, mostrador o papelera. El diseñador gráfico elaborará el folleto o catálogo adecuado; el desarrollador web creará la página web navegable, responsive; el community manager gestionará las redes sociales correctamente interacturando con las personas.

Saquemos al mercado la marca en los lugares adecuados y con las herramientas adecuadas, siempre con una estrategia detrás que marque un fin para cada soporte que se emplee, el objetivo es que cada soporte dé un retorno a la empresa.

Nosotros podemos ayudarte a desarrollar los soportes de identidad que precisas para tu marca, contáctanos sin ningún compromiso en el 981 91 34 88.



Escribir un comentario